lunes, 5 de diciembre de 2016

Discípulo Limitado



A un discípulo que se lamentaba de sus propias limitaciones le dijo el Maestro:

—Naturalmente que eres limitado. Pero ¿no has caído en la cuenta de que hoy puedes hacer cosas que hace quince años te habrían parecido imposibles? ¿Qué es lo que ha cambiado?
—Han cambiado mis talentos.
—No. Has cambiado tú.
— ¿Y no es lo mismo?
—No. Tú eres lo que piensas que eres. Cuando cambia tu forma de pensar, cambias tú.